Entre enero y septiembre del año pasado se contabilizaron 13.389 (allanamientos o usurpaciones, puesto que en las denuncias policiales no se delimita y es el juzgado el que determina la calificación), según datos oficiales. Por este motivo, Asval (Asociación de Propietarios de Viviendas en Alquiler) y el SIMA (Salón Inmobiliario de Madrid) han elaborado el informe: 'El alquiler y su contexto normativo y de desarrollo'. Este documento recogido por el ABC afirma que el 80% de los propietarios con viviendas en alquiler temen que sus propiedades sean okupadas.

De todos modos, si los temores se confirman y la casa ha sido okupada, el afectado debe saber qué hacer en este caso, y sobre todo, cómo ejecutar para que este proceso no se alargue en el tiempo.

"Lo primero que tiene que hacer un propietario cuando se da cuenta de que un local o un piso ha sido ocupado es informar a la Policía para poner la correspondiente denuncia diciendo que tienen esta ocupación, porque si es en el plazo de 24 horas la Policía, en principio, tiene que sacar a estas personas del piso o del local ocupado", afirma al diario en cuestión Arantxa Goenaga, abogada y socia de Círculo Legal

Esta letrada hace especial hincapié en la celeridad porque al término de las 24 horas la okupàción se convierte en un proceso civil y entonces la única solución es interponer una demanda para poder recuperar la vivienda okupada.

Además, el propietario también iniciar otro proceso específico denominado interdicto. "En este caso, el trámite puede iniciarse si hace menos de un año de la ocupación y contempla la posibilidad de llevar a cabo medidas cautelares para la recuperación del piso mientras se tramita el procedimiento", asevera. "Pese a que no puede utilizarse en todas las ocasiones, ya que las sociedades no pueden solicitar esta medida cautelar, es el procedimiento más efectivo para recuperar cuanto antes el piso o casa y que el procedimiento judicial siga tramitándose", matiza la abogada.

"Es muy importante que cualquier persona a la que le hayan ocupado una propiedad, interponga el correspondiente procedimiento judicial para recuperar su posesión. No solo porque le destrozarán la propiedad, sino porque también puede haber problemas con vecinos y terceras personas, que pueden derivar en accidentes u otros sucesos. Por todo esto siempre hay que empezar las acciones judiciales pertinentes", finaliza la experta de Círculo Legal.